View all AI news articles

Predicciones de IA: ¿correr por la madriguera del conejo o simplemente una suposición descabellada?

February 27, 2024

Una montaña rusa de predicciones: ¿qué tan rápido vamos realmente?

Entonces, me topé con esto deliciosamente desconcertante artículo, o más bien un tuit al respecto (porque quién lee los periódicos en estos días, ¿verdad?) , titulado «Miles de autores de IA hablan sobre el futuro de la IA». Es como una convención de ciencia ficción, pero en forma académica. El documento revela una caída sorprendente en las predicciones de la IA: considérelo como una liquidación de las previsiones futuras, ¡todo tiene que desaparecer, los precios se reducirán hasta en 48 años!

La bola de cristal de la IA: mejor, más rápida, más barata... ¿y quizás antes?

El quid de la cuestión gira en torno a dos hitos: automatización total de la mano de obra (porque ¿a quién le gusta el trabajo real?) y inteligencia artificial de alto nivel (HLMI), que consiste básicamente en máquinas que nos engañan en todo, incluso en encontrar el mando a distancia. Las predicciones para estos hitos han caído en picado más rápido que lo que me motivaba para un lunes por la mañana. Estamos hablando de una caída en 13 años, de 2060 a 2047, para el HLMI, y de una enorme caída en 48 años para la automatización total de la mano de obra. A este ritmo, es posible que mañana nos despertemos y nos encontremos con robots preparándonos el café o escribiendo artículos de blog como este.

La montaña rusa emocional de las predicciones de la IA

Pero aquí está el truco: estos no son solo puntos de datos fríos y duros. Oh, no, están impregnados de emociones humanas y sesgos cognitivos. Es como preguntarle a tu abuela cuándo piensa coches voladores existirá; su respuesta podría tener más que ver con su nivel de comodidad con la idea que con la tecnología real. Esta encuesta trata menos sobre las capacidades de la IA y más sobre qué tan cómodos nos sentimos con nuestros futuros jefes supremos de los robots.

La ley de Moore: la creadora de tendencias atemporal

Ahora, hablemos de Ley de Moore, nuestro viejo y confiable amigo que predice el ritmo del crecimiento tecnológico. Es como ese pariente que siempre predice el tiempo con precisión. Según la Ley de Moore, la potencia computacional se duplica aproximadamente cada 18 meses, lo que significa que estamos galopando hacia un futuro en el que las máquinas podrían escribir chistes mejores que este.

La velocidad vertiginosa de la IA: ¿estamos a la altura?

En 2024, si echamos la vista atrás a las predicciones, es como ver un vídeo de lapso de tiempo en el que una flor florece: rápida, hermosa y un poco desconcertante. La trayectoria apunta a que las capacidades de la IA superan a la inteligencia humana antes de lo que se puede decir».Skynet«. Estamos hablando de modelos lingüísticos que pueden codificar, traducir y probablemente incluso escribir cartas de amor mejor que nosotros.

El elemento humano: miedo, escepticismo y negación

Pero no olvidemos el elemento humano en todo esto. Prediciendo el advenimiento de AGI (Inteligencia General Artificial) no se trata solo de datos; se trata de nuestra disposición emocional para aceptar esta nueva realidad. Como hemos visto, algunas personas reaccionan ante estos avances como si hubieran visto un fantasma: primero con incredulidad, luego con una aceptación a regañadientes y, por último, con fascinación.

En conclusión: abrazar lo inevitable

Así que ahí lo tenemos: un recorrido vertiginoso por las predicciones de la IA, los sesgos humanos y el ritmo cada vez más acelerado de los avances tecnológicos. Tanto si estamos preparados emocionalmente como si no, el futuro se acerca a toda velocidad hacia nosotros como un tren desbocado, y está repleto de máquinas inteligentes que, posiblemente, preparen mejores cafés y escriban artículos de blog más ingeniosos.

Estén atentos, manténganse escépticos, pero lo más importante, manténganse adaptables. Porque, nos guste o no, el futuro no solo llama a tu puerta, sino que también piratea la cerradura inteligente.

Resumen

  • Cambio rápido en las predicciones de la IA de 2022 a 2023, con reducciones significativas en el tiempo estimado para alcanzar los hitos principales.
  • El papel de las emociones humanas y los sesgos cognitivos en la configuración de estas predicciones.
  • La ley de Moore como predictor constante del crecimiento tecnológico.
  • Las crecientes capacidades de la IA, que avanzan hacia la superación de la inteligencia humana.
  • La necesidad de preparación emocional y adaptabilidad ante los rápidos avances tecnológicos.

Recent articles

View all articles